Categorías
Desarrollo Personal

¿Propósito de vida o vida con propósito?

8 claves para descubrir (o construir) tu propósito de vida

Cuando era chiquitita, me preguntaron qué quería ser de grande.

Si te soy sincera, no recuerdo la respuesta que di en ese entonces. De lo que si me acuerdo, ya que se volvió a repetir en mi etapa adolescente, es que la pregunta iba referida a mi orientación vocacional.

Quién quieres ser

Porque sí, señoras y señores, la mayoría crecimos con el pensamiento de que la vida va de cumplir metas: terminar la escuela, ir a la universidad, conseguir un trabajo estable que dure toda la vida, casarse, comprar una casa, un auto, tener un hijo, un perro, etc., etc.

¿Te suena?

Y muchos de nosotros, también, fallamos miserablemente en casi que la primera o la segunda meta.

Por ejemplo, en mi caso, terminé la escuela, con un buen promedio, hice actividades extracurriculares durante mi formación secundaria, además de tener algunos empleitos que me dieron las primeras referencias para el CV, y, como había que dedicarse a algo, me lancé al mundo universitario a estudiar una carrera -que en teoría me gustaba- y que me iba a garantizar un futuro prometedor.

Y vaya chasco que me pegué. Le pifié a la primera, así que comencé a trabajar (con unos inicios laborales bastantes malos); luego decidí hacer una tecnicatura que me apasionaba e intenté emprender (fallando como campeona); me mudé a kilómetros de casa y empecé en otro lugar una segunda carrera (que también quedó en el tintero); y continué empleándome en lugares que no me gustaban y me pagaban súper mal, pero era lo que había.

Y así, sucesivamente, empecé desde cero, una y otra vez, sin encontrar lo que me hacía feliz.

No creo ser la única que se preguntó, en más de una ocasión, qué sentido tiene tirarse 5 u 8 años estudiando algo -que te deja sin pestañas en el proceso- para después intentar insertarte en el mundo laboral; o si vale realmente la pena estudiar y trabajar al mismo tiempo (porque de algo hay que vivir en el proceso), renunciando a las horas de sueño, a las salidas con amigos, a todo básicamente, para dedicarte a algo que no te atrae un 100%, y tener que hacerlo durante tooooda la vida.

Cuestión que, preguntas existenciales de este tipo, nos las hacemos todos en algún momento de la vida, ya sea porque no sabemos qué estudiar, porque estamos disconformes con nuestro empleo, o porque llega un punto en que el éxito profesional no nos llena; porque trabajar 40 o 48 horas semanales en el mismo lugar hasta jubilarse no nos llama ni un poquito la atención, o porque, quedamos desempleados, y no sabemos para dónde agarrar.

Entonces, ¿todos tenemos un propósito? Y, si es así, ¿ya sabes cuál es el tuyo?

Imagino que no. Por eso estás leyendo esto. O, tal vez no estás del todo segur@. Así que, sin dar más vueltas, vamos a definirlo un poco, para ver a qué conclusión llegamos.

Qué es el propósito. Definamos el concepto

Propósito, es ese “para qué” que te impulsa a perseguir una meta.
Propósito, es ese “para qué” que te impulsa a perseguir una meta.

La Rae, define el propósito como el ánimo o intensión de hacer o de no hacer algo, como el objetivo que se quiere conseguir, o como algo adecuado u oportuno para lo que se desea o para el fin al que se destina.

O sea, básicamente, propósito, es ese algo que te mueve a realizar una acción.

Propósito es ese “para qué” que te impulsa a seguir una meta, a cumplir un objetivo.

Ahora, ¿qué es entonces tu propósito de vida? Eso que necesitas realizar para ser feliz. Ese “para qué” que explica el “por qué” estás aquí.

Tu propósito es eso que buscas hacer para “trascender” en esta vida. Sería algo así como un faro o una guía que te da dirección, que te indica qué camino seguir cuando los infortunios de la vida se atraviesan en tu recorrido.

De esta manera, tú propósito, pasa a ser una de las claves principales para desarrollar todo tu potencial.

Tu propósito de vida termina siendo el resultado de:

Las cosas te mueven (a qué le das valor o prioridad)

+

Quién eliges ser (tus valores y principios)

 +

Lo que realmente te apasiona (qué quieres o qué te gusta hacer)

Quizás te estés preguntando a esta altura, si tu propósito de vida tiene relación con tu carrera profesional.

Y, debo decirte que sí, y que no. Es decir, tu propósito es eso que te impulsa a seguir. Tal vez tu carrera o tu trabajo te hacen feliz, y no necesitas nada más. Y eso es genial.

La cuestión pasa cuando, lo que vives día a día, no te es suficiente. Cuando sientes que no encajas donde estás. Cuando algo en tu interior te dice que estás para algo más.

Si ese es tu caso, sigue leyendo.

El camino hacia tu propósito

El camino hacia tu propósito

No hay un manual o un mapa que diga exactamente qué pautas debes seguir para encontrar cuál es, o cuáles son tus propósitos en esta vida. Debes buscarlo tú mism@.

Hay personas que ya nacen con ese instinto, creo que más desarrollado, que les dice desde pequeños, qué es eso que deben hacer o con qué deben de contribuir al mundo.

También está ese porcentaje de la población que, luego de un suceso muy específico (en general relacionado con accidentes o momentos cercanos a la muerte), se conectan de golpe con su interior, con su esencia, y siente el llamado a realizar un cambio en su vida.

Y luego estamos el resto de los mortales, que nos toca trabajarlo un poquito.

Comienza por el Autoconocimiento

Descubrir o construir tu Propósito de vida, va a requerir de mucho trabajo de introspección. Vas a necesitar viajar hacia dentro, conocerte sin máscaras de por medio; redescubrir quién eres realmente, quién quieres llegar a ser, a dónde quieres llegar y qué dirección quieres darle a tu vida.

Descubrir o construir tu Propósito de vida, va a requerir de mucho trabajo de introspección.

Profundizar en tu interior, para conectarte con tu esencia, va a requerir también de mucha valentía de tu parte. Enfrentar aquellos deseos o anhelos más profundos; hacerte cargo de carencias e inseguridades; quedarte solo contigo mism@, y hacerle frente a tu mente, es la parte más importante del proceso.

Por supuesto que, la ganancia final, va a ser increíble. Nada puede hacerte más feliz que darle sentido a tu vida. Te lo aseguro.

A medida que trabajes el autoconocimiento, que empieces a acallar la mente y logres conectar con tu intuición, el resto se va a ir dando solo. Como un efecto dominó.

Aprende cómo manifestar la vida que quieres en este artículo.

8 claves para descubrir (o construir) tu propósito de vida

1- Empieza por mirar tu vida

¿Qué quiero decir con esto? Que debes echar freno de mano a tu mente, y hacer una pausa para mirar, de forma consciente, dónde estás hoy, qué has logrado y qué dejaste ir.

La idea, es encontrar un patrón en tu experiencia pasada, que refleje tus pasiones y talentos.

Pero, para eso, debes parar un momento, y permitirte analizar, con amor y sin juzgar, lo vivido hasta la fecha, sabiendo que todo lo vivido, sea bueno o malo, te trajo hasta el presente, te hizo ser quién eres.

2-Practica la Mayéutica

El autoconocimiento te guía a tu propósito

Auto realizarte preguntas profundas, va a serte de gran ayuda para conocerte, aceptarte y superarte a ti mism@.

La técnica mayéutica, es un método socrático que consiste en un diálogo filosófico, por el cual se busca llegar a las verdades de uno mismo.

Es la base del Coaching: el coach hace preguntas para que el coachee razone de forma profunda, y se responda a sí mismo.

En este caso, sería como hacerte autocoaching y filosofar contigo mism@.

¿Por qué preguntas puedes comenzar?

  • ¿Quién soy?
  • ¿Qué quiero?
  • ¿Qué me ayudaría a ser mejor?
  • ¿Qué cosas me limitan internamente?
  • ¿En qué soy buen@?
  • ¿Cómo entrego eso al mundo?
  • ¿Qué paso puedo dar los próximos 7 días?
Si quieres conocer tu propósito, pregúntate quién eres.
Si quieres conocer tu propósito, pregúntate quién eres

👉Aprende más sobre soltar y dejarte fluir, para conectarte con tu intuición.

3- Aprende de todos

En el trascurso de la vida, nos cruzamos con distintos tipos de maestros: algunos nos enseñan a través de experiencias buenas, y otros lo hacen a través de experiencias malas.

Quizás, muchas de las personas con las que te rodeaste a lo largo del camino, te enseñaron cosas “sin querer” o por accidente. La idea es que estés atento a todo lo que la vida, Dios, el Universo, de una forma u otra, te deja como pista.

4- Busca actividades que despierten tu interés

De nada sirve que hagas lo que hacen los demás. Empieza por indagar en tus gustos, en tus hobbies, en las actividades que no te cuesta desarrollar día a día.

Define lo que no te gusta hacer, aquello que te da pereza, o peor, repelús, y luego piensa en lo que sí te atrae. Imagínate haciendo todo eso que harías hasta si no te pagaran por hacerlo.

Por último, no olvides que el trabajo es un medio, no un fin, y que sí se puede vivir de lo que te gusta. Que no te quepa duda.

5- Define cuáles son tus mejores habilidades profesionales

Para encontrar eso que amas, debes partir de identificar tus habilidades y fortalezas.
Para encontrar eso que amas, debes partir de identificar tus habilidades y fortalezas

Para encontrar eso que amas, debes partir de identificar tus habilidades y fortalezas.

¿En qué te destacas? Para responder a esta pregunta, comienza por indagar en tu familia, amigos y conocidos. Luego, has un trabajo de introspección, para ver si eso en lo que eres buen@, o se te da fácil, es algo que realmente te gusta o que puedas potenciar.

Por ejemplo, quizás se te da bien jugar algún deporte, pero de repente no es algo a lo que te quieras dedicar. Eso es lo que debes mirar.

Que algo te guste, no significa que quieras hacerlo todo el tiempo. ¿Se entiende?

Por foco en aquellas habilidades que puedas complementar con aquellas actividades que sí te gustan.

Te dejo una charla TEDx, que me sirvió mucho de inspiración, donde Cristina Muñoz te habla sobre cómo cuando conectas con tu poder interno, desarrollas tus fortalezas y talentos, y pones en activo tu capacidad creadora, te conviertes en una fuente inagotable de energía.

https://www.youtube.com/watch?v=DuC2n9lmaMA

6- Sal de tu zona de confort y prueba cosas nuevas

Si por años hiciste lo mismo, o te relacionaste con la misma gente, difícilmente puedas hallar ese punto diferenciador. Así que, la tarea aquí, es salir de tu zona de confort y probar otras cosas. Probablemente, antes de que te des cuenta, vas a estar caminando hacia tu meta.

Como consejo adicional, cuando ya sepas cuál es tu propósito, sigue aprendiendo y realizando aquellas actividades que te llaman la atención, aunque no tengan nada que ver con lo que haces día a día. Va a abrir tu mente a nuevas posibilidades y a expandir tu rango de acción.

7- Diferencia placer, de pasión y de propósito

La primera, da felicidad a corto plazo; la segunda, te hace sentir que el tiempo vuela; y la tercera, se convierte en la razón por la que te levantas cada mañana, aquello que le da sentido a tu vida.

Tómate el tiempo para identificarlos. Te va aclarar mucho el panorama.

8- Prepárate para la batalla

Emprendiendo con propósito

Cuando descubres eso que quieres hacer con tu vida, debes trabajarlo.

Pulir tus habilidades, potenciar tus talentos, dar lo mejor de ti, no siempre es tan fácil. Como todo en la vida, es un camino sinuoso, con subidas, bajadas, curvas, contracurvas y rutas con baches y piedras.

La clave está es conjugar eso en lo que eres bueno, con lo que amas hacer, mientras contribuyes al mundo. Nada da más satisfacción que sabernos valiosos.

Consigue una vida con Propósito

Alinéate con tu interior para conocer tu propósito de vida

Por lo que pudiste apreciar hasta el momento, es posible vivir tranquilamente sin tener un propósito de vida. Sin embargo, cada vez son más las personas que, por trabajar en algo que no les gusta o que no les llena, o por no tener un rumbo en la vida, empiezan a escuchar ese “llamado interno a algo más”.

Si es tu caso, si llevas tiempo cuestionándote quién eres y qué quieres de tu vida. Si eres de los o de las que quieren dejar una huella, trabajar por algo más, dedicar tu tiempo y energía en algo que te apasione, que te llene y te de orgullo, pero no sabes por dónde empezar, en el mes de febrero del próximo año -2021- puedes sumarte al Programa “Imrama”, de @rosa_medicina.

Imrama, una expedición al interior de tu ser

Inrama, es una expedición al interior de tu ser, un viaje etérico hacia el encuentro con tu Alma.

De la mano de Ana Amaya, te adentrarás en un peregrinaje hacia tu Templo Sagrado, para descubrir la misión que estás llamad@ a manifestar en este mundo, conectarte con los diferentes aspectos de ti mism@, y activar tu potencial creador.

Te dejo el enlace a la webside para que mires un poco más de qué se trata, y te sumes a la comunidad de personas que están buscando conectar con su Propósito de vida.

Te deseo un maravilloso día.

¡Hasta la próxima!

💜Namasté💜

👉Si te gustó este artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales, y ayudar a que más personas se sumen a la búsqueda de una vida con propósito.

🙊¡Me encanta hablar! Seguro ya te has dado cuenta. Así que, cuéntame aquí debajo, que te pareció este artículo.